1 de enero

Anoche fue un poco triste. Hacíamos bromas para fingir todas nuestras ausencias. Nos faltarían dedos para contarlas. Cenamos canapés y un vino seco semidulce que exportan desde Málaga a Boston. Cada vez más me gusta la vida tranquila. Con poca gente. Poder hablar de nuestras cosas en plan sencillo. Acariciando nuestras intimidades y nuestras dudas. Mirándonos a los ojos como en aquel tiempo en el que todo parecía inmutable. Rozándonos con la palabra. Abrigándonos con esos diálogos hermosos que a veces surgen y te rajan las entrañas. También hubo silencios entre nosotros. Y alguna sonrisa inolvidable. Me recordaba todo, por momentos, a una película de Antonioni.

Apenas me felicitó nadie. Yo tampoco hice ningún gesto. Como si ya no existiera. ¿Qué puedo conseguir o esperar con esa actitud tan fría? A veces no sé si me estaré alejando demasiado. De mis amigos. De mi familia. Pero creo que no me duele. No siento que se me abra un volcán de dolor entre la garganta y el esófago. Esa punzada que he sentido tantas veces cuando algo no me iba bien. ¿A quién me parezco huyendo de los otros? ¿Por qué me atrae cada vez más lo solitario, esa soledad que me llena tanto como sangre nueva?

“Dejar una cosa para mañana es dejarla para siempre”, escribe Josep Pla en El cuaderno gris. Eso es lo que haré este año. No dejar nada, absolutamente nada para mañana. Amaré hoy. Viajaré hoy. Reiré o lloraré hoy. Viviré hoy.

Recomendaciones:

  1. Pasear un rato por el hotel Overlook de El Resplandor (Stanley Kubrick).
  2. Escuchar Fog de Cecile Mclorin Salvant.
    vidas_de_santos

    Vidas de santos.

  3. Leer Vidas de Santos (Antonio Lucas). Párrafo al azar: “El 28 de junio de 1967 el coche en el que viajaba con su último amante, el abogado Sam Brody, el chófer Ronnie Harrison y sus tres hijos se empotró contra un camión. Los adultos murieron en el acto. Los chicos salieron ilesos. Jayne Mansfield fue enterrada pocos días después en Pensilvania, cuando ya no le quedaba ni leyenda con la que hacer un buen epitafio. Como una diosa de cartón piedra, la Historia la guardó en el baúl de las muñecas”, escribe Lucas. (Más info: https://circulodetiza.es/shop/vidas-de-santos/)
FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies