Bienvenido sea el otoño

Me recuerdo siempre alegre. Siempre estás sonriendo, me decían. Me recuerdo pedaleando un día muy fuerte, en junio del 1995, la mañana esa que colgaron en el cristal de una puerta, con barrotes verdes oxidados, las notas de la selectividad. Me recuerdo en una toalla, en una playa de Nerja, enterrada de arena por el viento, con toda la vida por delante, con todo el amor este por delante. Me recuerdo debajo de un árbol, con el abuelo contándome historias de su padre. “No cesamos de contarnos historias”, dice Joan Didion. Me recuerdo una tarde solo, caminando por el puerto, sin conflicto alguno, una tarde que tiene ahora en mi cabeza el color de la luna que he visto muchas noches este verano.

hambrederealidad

Hambre de realidad.

“La memoria autobiográfica es el recuerdo de sucesos o episodios, rememorados en sumo detalle. Lo que se conserva en la memoria no son los verdaderos sucesos, sino el modo en que les dimos sentido y los encajamos en nuestra experiencia”, escribe David Shields en Hambre de realidad.

Me recuerdo leyendo siempre, inventando espacios nuevos, leyendo cuando nadie a mi alrededor leía, solo, como vine al mundo, como me iré del mundo. Me recuerdo en una hamaca, un invierno cualquiera, al fondo de la casa, con Las pequeñas virtudes de Natalia Ginzburg entre las manos. Los poemas de Cesar Pavesse. Las experiencias de Primo Levi. Me recuerdo bien ahora leyendo algunas noches a Elsa Morante, leyendo toda la noche, porque a mí no me gusta dormir, a mí solo me gusta ya soñar.

A favor o en contra de la bomba atómica.

“Tras la disipación estival, bienvenido sea el invierno, que nos trae recogimiento (siempre y cuando dispongamos de una habitación bien caldeada). Al comienzo del invierno, como haría una señora de la alta sociedad, la mente pronta a fantasear suele abrir los salones de su casa. En compañía de un libro, o bien asistidos por un gato, mayordomo o numen, pasaremos veladas no menos animadas que si acudiéramos al Círculo de la Fusta o al de la Cancela abierta”, dice Elsa Morante en A favor o en contra de la bomba atómica.

Puedes adquirir Hambre de realidad y A favor o en contra de la bomba atómica en:

https://circulodetiza.es/libros/

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies