En voz alta
Hasta los veinte el tiempo fue lento. Parecía que nunca se iba a acabar. Parecía que siempre iba a ser verano. Sonreíamos. Las tardes no se terminaban nunca como esas botellas de Chivas de 12 años en el mueble-bar del salón de la casa, donde ahora vive otra gente. Las tardes eran eternas como esos tarritos de canela molida que siguen en la cocina veinte o treinta años después de que te mueras.
zona_de_obras

Zona de obras.

«A la tarde, apareció recién bañada y con un cuaderno. Me pidió que le leyera. «En voz alta», me dijo. El cuaderno, que era el libro, no contaba nada que yo no supiera: la violación, el embarazo, el miedo a sus padres, los intentos de aborto, la tableta de laxantes que esa noche había tomado entera, el dolor que jamás imaginó y todo rojo y todo rojo y todo rojo», escribe Leila Guerriero en Zona de obras.

Luego la vida ha ido más rápido. Más no darse cuenta. Un vuelo. Un revuelo. Un imposible. Hace nada fue la última clase del instituto. La última mañana de la carrera. Y ahora no te da tiempo a aburrirte. Todo es asfixiante. Depresivo. Te duelen los discos cervicales de pronto, sin que pase nada. Te duele el tiempo perdido. Te dan penas las cosas. Te da todo de pronto tristeza. Las ciudades por las que caminas. La gente que se despide en el aeropuerto. La música que suena en el bar mientras ves el frío congelando Berlín. Eso era hacerse viejo…

La gran desilusión.

«La frustración es, precisamente, el origen principal de la depresión, que es a nuestro humor lo que el cáncer a nuestro organismo, la gran epidemia del siglo XXI. El obrero quiere ser rico. El rico quiere ser hipster. El hipster quiere ser obrero. Y un marciano recién aterrizado en la barra del Alibi diría que nos hemos vuelto todos gilipollas. Que también», dice Javi Gómez en La gran desilusión.
Puedes adquirir Zona de Obras y La gran desilusión en:
FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies