Por la vida en general

Siempre hay algo que se está escapando, que se está perdiendo como la luz. Siempre hay algo terrible subiendo y bajando de mi interior como una espiral de niebla. Un torbellino hostil de singular tonalidad. Y sólo sé que serán las palabras lo que le aplaquen. Las que detengan esta bruma continua de insatisfacción y cólera. Las palabras amansan lo irrefrenable. Disminuyen el dolor. Te permiten pensar, ir más allá en la cocina de su silencio amable.

“Aunque hace buen tiempo, estoy bastante abatido y deprimido por la vida en general. Estar en el pueblo donde las emociones de mi juventud culminaron en una gran emoción me hace sentir viejo y cansado. Dudo si, al fin y al cabo, alguna vez volveré a escribir algo digno de publicarse”, dice Scott Fitzgerald en ‘El arte de perder’, en una carta dirigida a Maxwell Perkins en marzo de 1923.

Estoy en el pueblo y me siento viejo y cansado. Viejo antes de tiempo. Y veo todas esas rayas que me están saliendo al lado de los ojos, todas esas rayas que parecen desplegarse hacia universos nuevos, como en un cuento de Borges. Mi sienes parecen el París rayado que vio una vez Kafka, que también imaginó la estatua de la libertad portando una espada y no una antorcha. “Una espada amenazante o salvadora, eso ya no sabemos, no sabemos si la espada nos defiende o nos acuchilla, porque como decía Chuck Berry: you never can tell. Y por otra parte, ya no sabemos qué es el bien y qué es el mal”, escribe Manuel Vilas en ‘América’. Viva América.
Puedes adquirir ‘El arte de perder’ y ‘América’ en la siguiente dirección:

https://circulodetiza.es/libros/

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies