Leer en voz alta
Hay cosas que te ayudan a vivir. Ayuda a vivir no contar. No cuantificar el mundo. Los amores. Las tristezas. Las desgracias. Las preguntas. Este año yo dejé de contar las cosas. Dejé de sumar los días. Dejé el reloj aparte. Dejé a un lado el tiempo. Y me puse a vivir como nunca. Me puse a tirar de alegría. Soy de esos que ya no hacen nada sin alegría.

Estaciones de regreso.

“Yo acepté esa oferta de ser algo nuevo sin hacer demasiadas preguntas. A los dos meses de la muerte de mi hermano me agarré a una oportunidad de irme a Estados Unidos, hice las maletas, compré una paellera nada más llegar y me puse a invitar a desconocidos a comer The authentic Spanish paella a la espera de conseguir algún contrato para mi pequeña empresa de aplicaciones móviles”, dice Jacobo Bergareche en Estaciones de Regreso.
Te ayuda vivir que te lean en voz alta cuando tú ya no puedes. Escribir todos los días ayuda a vivir. A poner un rato los pies fuera del mundo. Hoy me quedé mirando a una mujer que leía en voz alta a un hombre en silla de ruedas. Tenía el pelo blanco como un sabio. Y era viejo y ladeado como un olivo de otro siglo. Tiene algo de mágico, de milagro irrepetible, eso de que alguien te lea voz alta. Te acaricie con palabras. Te abrigue con la voz. Te regale otros mundos con la voz de alguien que esconde sus heridas.
cosasquebroillancuandoestanrotas

Cosas que brillan cuando están rotas.

“No puedo evitar apuntar en el cuaderno: “amor y precio”. Llega mi turno y pido un donut con azúcar glaseado. Me lo como mientras camino hacia la dirección. Estoy muy cerca. Por un momento el miedo desaparece, y me siento contenta y hasta despreocupada. Hacía años que no comía un donut artesano. Está salpicado de escamas de azúcar. Recién hecho”, escribe Nuria Labari en Cosas que brillan cuando están rotas.
Puedes adquirir Estaciones de Regreso y Cosas que brillan cuando están rotas en:
FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies