Mientras agonizo

Un día no tendréis noticias mías. Parecerá como que he muerto. Pero estaré ahí, tranquilo, tumbado al sol, con los ojos cerrados. Como un gato o un bicho lento que se queda vertical mirando un cielo borroso, cuajado de horizontes y enigmas. Tendré el periódico cerca. El Drambuie todavía más cerca. Un árbol al que abrazarme cuando ya no haya nadie que me quiera. Cuando ya no pueda querer a nadie. Lo difícil en la vida es que te quieran.

mientrashayabares

Mientras haya bares.

“A varias horas de vuelo del Ritz, la leyenda dice que William Faulkner redactó Mientras agonizo sentado en una piedra y apoyando el papel y la bebida en una carretilla volcada, lejos de cualquier sospecha de comodidad. Puestos a elegir, el prefería el burdel. Si eres escritor, sostenía, no existe mejor ambiente que el que te encuentras en un prostíbulo, que, en el fondo, es una evolución del bar de toda la vida”, escribe Juan Tallón enMientras haya bares.

Alienación indebida.

No he escrito ningún libro en mi vida porque salgo mucho por la noche. Me acuesto tarde como un tabernero. Como un taxista. Como un panadero. Me gusta ese momento de la noche en el que de pronto es de día. Cuando todo está muy negro y asoma la cabeza un poquito de luz en la puerta de la discoteca. Y te vuelves a casa menos solo, más animado, entre ratas de ojos ambarinos, con la alarma de la resaca casi sonando, con los pensamientos dando bandazos de ceja a ceja, sin rumbo alguno, repasando tu nombre, tu edad, la última noche…

“El color negro te vuelve casi invisible para los delanteros rivales”, solía explicar cuando le preguntaban por su habitual atuendo. Aquel razonamiento suyo se convirtió en imagen de marca y terminó formando parte de su propia superstición. Además de vestir completamente de negro por regla general, acostumbraba Yashin a saltar al campo con dos gorras en la mano, una que utilizaba para cubrirse la cabeza cuando las circunstancias climáticas lo aconsejaban y otra que colocaba al lado del poste, a modo de amuleto”, dice Rafa Cabeleira en Alineación indebida.

Puedes adquirir Mientras haya bares y Alienación indebida:

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies