Nueve Roland Garros

Muerte es que un día, de pronto, te des cuenta, allá en la arboleda de la edad, bajo el volcán de piel, huesos y cartílagos de tu cuerpo curvo como un árbol viejo, que no has leído. Que se te ha pasado el tiempo y no has leído. Que estás ahí solo, mudo y quieto porque no has leído.Que no te quieren ya porque no has leído. Y que tienes los ojos así muy rojos, apagados como la dársena de un puerto abandonado, porque no has leído nunca. Ni un periódico, ni un libro, ni el lenguaje de todas esas tardes imposibles. Muerte es vivir sin leer y seguir como si nada. Engañados e infelices, ahogados de aire viciado.

“Ferlosio leía, hasta no hace mucho, ocho periódicos diarios. Iba al quiosco con un carro de la compra que llenaba con papel impreso en varios idiomas: revistas y diarios españoles, italianos, franceses, ingleses y americanos. Con ese ajuar ha ido confeccionando también la frondosidad intelectual que deshoja en libros de ensayos y artículos dispersos. Es la forja de una civilización paralela donde él se preserva”, dice Antonio Lucas en su libro ‘Vidas de santos’.

Ferlosio, qué grande. “La verdad es que no acabo de lograr imaginar qué es lo que podría hacerse en este mundo con nueve Roland Garros”, escribió con ironía. Sobre Sánchez Ferlosio, escribe también Félix de Azúa en su nuevo libro, ‘Nuevas lecturas compulsivas’: “Durante quince años vivió Sánchez Ferlosio encerrado en su casa entregado a las anfetaminas y a los estudios de lingüística y gramática, como los clérigos caídos en desgracia que eran apartados por sus pastores para que se dedicaran a los “altos eclesiásticos” en remotas residencias alpinas”. Leer. Estudiar. Vivir sabiendo. ¡Qué cosas, eh!

Puedes adquirir ‘Vidas de Santos’ y ‘Nuevas lecturas compulsivas’ en:

Libros

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR