¿Para qué se escribe?

Joan Didion lo tiene claro: “Escribo solo para descubrir qué pienso, qué busco, qué veo y qué significa eso”. Pero si el mundo ya existe, “¿por qué re-crearlo?”, se pregunta uno de los escritores más interesantes de Estados Unidos, David Shields, en ‘Hambre de realidad’, una obra que ha sido seleccionada como una de las mejores por treinta publicaciones de prestigio. “Quiero pensar en él, tratar de comprenderlo. Soy un adicto a la sabiduría, aun a sabiendas de que la sabiduría es, en muchos sentidos, basura. Quiero una literatura enteramente construida desde la contemplación y la revelación. ¿Qué importa lo demás?”, continúa.

“El único objetivo de la escritura es permitir al lector que disfrute más de la vida, o la soporte mejor”, sentencia Samuel Johnson en ‘Hambre de realidad’, a lo que Shields apostilla: “Admiro más que nada los libros que no solo me permiten soportar la vida, sino que me muestran cómo llegaron a esa conclusión. Lo que me ayuda a entender a otro ser humano es la exploración de la conciencia, no el alarde de prestidigitación narrativa”.

En una entrevista a Laura Miller, el desaparecido Foster Wallace, aseguró: “Yo no sé cómo se ven las cosas desde tu interior y tú no sabes cómo se ven desde el mío. Un gran libro me permite saltar ese muro: al entablar una conversación profunda y significativa con otra conciencia, me siento humano y menos solo”.

 

Puedes adquirir ‘Hambre de realidad. Un manifiesto’, de David Shields:

http:http://circulodetiza.es/autores-2/david-shields/

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR