Recuerdos minuciosos

A veces me distancio del mundo, siento cómo me alejo de las cosas, y me adentro en una especie de extrañeza interior, donde todo lo que viene de fuera me repele, me inquieta de una manera parecida al desamor. Camino por esa extrañeza, que es un espacio coagulado de silencios, la oscuridad estomacal de una ballena inerte que no me produce miedo, sino una serenidad que sólo en algunas ocasiones siento, y me deja sin recuerdos, me deja fuera del presente, del pasado, me deja sin la sensación aniquiladora del tiempo, sin las turbulencias de esos pensamientos tendentes al hundimiento.

hambrederealidad

Hambre de realidad.

“En un sentido, todos los recuerdos se olvidan. Los recuerdos se basan en la pérdida. Al recordar rescatamos del olvido las experiencias olvidadas. Es necesario que se las rescate porque han llegado a su fin. Dichas experiencias están completas y han sido relegadas a memoria. Dicho de otro modo, recordar es rememorar aquello que hemos olvidado”, dice David Shields en Hambre de realidad.

Me veo a mí mismo desapareciendo sin hacer ruido. Y veo las dimensiones de mi hueco y cómo la oquedad de mi ausencia apenas se nota, mi fisicidad se olvida en nada de tiempo en la cabeza de los otros, en los extremos monstruosos de la naturaleza. Ensayo mi propia desaparición escondiéndome en mí mismo, y el mundo sigue como si nada, el sol entra igual por el único hueco que le deja la persiana, la gente habla en la calle, se apresura, desaparece por los mismos sitios, como de memoria.

empiezoacreerquetodoesmentira

Empiezo a creer que es mentira.

“Si la escritura  es la memoria disfrazada, no hay manera de romper la relación entre el presente, por ejemplo estas líneas que son escritas/leídas en este momento, y el relato que construyamos mañana. Digamos, entonces, que el escritor es escritor a cada momento. Nunca deja de serlo. El recuerdo, el mañana. Lo definió María Iribarne bajo la pluma de Sabato: “Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza”, escribe Carlos Mayoral en Empiezo a creer que es mentira.

Puedes adquirir Hambre de realidad y Empiezo a creer que es mentira en:

https://circulodetiza.es/libros/

FacebookTwitterWhatsAppShare
Utilizamos cookies propias necesarias para el funcionamiento de esta web y de terceros para mejorar nuestros servicios de análisis con Google Analytics. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies